EL PASO DE LOS DÍAS

El paso de los días es sereno, introvertido, discreto. El cambio de un día a otro sucede como si nada. Cuando dormimos, morimos y volvemos a nacer. Es una comparación recurrente, miles de veces repetida, pero hermosa y certera. Cuando dormimos, morimos y volvemos a nacer, y sin embargo, el paso de los días es sereno, introvertido, discreto.

El paso de los días

VE ABAJO DIRECTAMENTE PARA LA REFLEXIÓN EN AUDIO SI NO TIENES MUCHO TIEMPO

Hoy te traigo una reflexión en audio sobre el paso de los días, sobre cómo percibimos ese paso, cómo morimos y volvemos a nacer cada mañana y cómo nos afectan los pequeños detalles de la vida para bien y para mal.

Es una reflexión muy personal, así que es una oportunidad perfecta para que confrontes mi visión con la tuya para ver si podemos mejorar en algo tanto tú como yo. Por eso, para aprender yo también, quiero que me escribas un comentario sobre qué te ha parecido el audio, aquí o en YouTube y, si se te ocurre algo chulo relacionado, quiero que me lo pongas.

Si no tienes tiempo ahora, escribe simplemente si te ha gustado el audio.

 

El tema es un poco difuso… Dado que trata sobre cómo transcurren los días y cómo cambian de uno a otro, no he querido cerrar mucho la temática para que la reflexión encaje en la esencia de la vida cotidiana, donde suceden diferentes cosas en poco tiempo.

La sucesión de los días se convierte en sucesión de minutos durante el día y, aunque puede parecer que cada minuto es muy parecido al anterior, si lo pensamos bien, nuestra mente está en un punto distinto solo sesenta segundos más tarde a menudo.

No hablemos por tanto de la relación entre tu pensamiento de ahora y tu pensamiento de dentro de dos horas.

Podemos hablar tanto y desde tantas perspectivas diferentes para seguir averiguando quiénes somos y qué queremos, y qué podemos hacer para vivir mejor nuestra vida y aprovecharla antes de que se nos vaya de las manos.

Pero también hay que dejar espacio a las emociones en bruto, y una combinación de todo esto es lo que he hecho en esta reflexión.

Aquí te va el audio (con subtítulos, por cierto); espero de corazón que lo disfrutes:

Y no olvides suscribirte a mi canal de YouTube. 😉

2017-06-26T09:56:30+00:00

Deja un comentario